Escuela de Formación "Atenea"

Conocer, saber...transformar!

La Escuela de Formación ATENEA es un proceso formativo e informativo iniciado en el año 2008 y dirigido a mujeres en condiciones de vulnerabilidad que se caracterizan por su capacidad de ser multiplicadoras en sus propias comunidades. Liderazgo, participación y compromiso.

La Escuela tiene como objetivo aportar al fortalecimiento de las mujeres participantes, proporcionando elementos conceptuales y prácticos frente al conocimiento de sus derechos, la exigibilidad de los mismos y la aplicación de los mecanismos de participación que les permite generar procesos de auto cuidado para su transformación personal y social.

La Escuela se trabaja a partir de talleres teórico - prácticos donde las participantes desde su propia experiencia, las lecturas y actividades propuestas, desarrollan conceptos y herramientas básicas, que le posibilitan ampliar la mirada respecto a la temática abordada.

La discusión y la crítica son herramientas básicas para el desarrollo de la Escuela, que se desarrollará en cuatro Módulos que comprenden:

Módulo 1 :: Derechos Sexuales y Reproductivos

Módulo 2 :: Trata de Personas (especialmente mujeres) con fines de Prostitución Forzada

Módulo 3 :: Derechos Humanos

Módulo 4 :: Género y Equidad

Los anteriores Módulos se desarrollan a través de 9 encuentros semanales de tres horas cada uno, para un total de 27 horas.

¿POR QUÉ ATENEA?

Atenea, diosa griega, era hija de Zeus - rey de los dioses - y de Metis – diosa griega del pensamiento, símbolo del progreso intelectual y la más sabia de los dioses; por lo tanto Atenea es una mezcla armoniosa de poder y sabiduría.

Antes de su nacimiento el oráculo había profetizado que cualquier descendencia de Zeus con Metis sería más grande que el mismo Zeus, por lo tanto él, en un afán de que Metis no tenga hijos, se la tragó, pero esta ya estaba embarazada y dio a luz y crió a Atenea dentro del mismo Zeus, hasta que ésta alcanzo la adultez y brotó de su frente.

Surgida de la cabeza del gran Zeus, Atenea es identificada como diosa de la razón y la reflexión frente a los impulsos; también de la paz, por lo cual se da un carácter ético, y se le reconoce también una gran belleza y una gran inteligencia y astucia que utiliza en sus grandes desafíos. Todas estas cualidades hacen de Atenea acreedora del cuidado directo de todo lo que da fuerza y prosperidad a la ciudad como la agricultura, los inventos, la industria y las artes.

Se la representa armada con casco que lleva un escudo con la cabeza de Medusa; además porta un peto de piel de cabra como un escudo, portando en su mano derecha una lanza en cuya base se encuentra una culebra, y en su mano izquierda una estatua de Niké, la diosa de la Victoria. Es atendida por una lechuza que se posa en su cabeza como signo de su sabiduría.

Se dice de Atenea que nunca tuvo compañero o amante, por lo que fue conocida como Atenea la virgen, pero su belleza no paso desapercibida y el dios Hefesto trató de violarla, y en este intento el semen cayó sobre Gea, la Tierra, fecundándola y dando como fruto a Erictonio, representado en la culebra que reposa a sus pies, y que decidió criar como su hijo.

Los atenienses consideran a Atenea como su protectora, y de su nombre deriva el de la ciudad. Según la tradición, bajo el reinado de Cécrope ella y Poseidón se disputaban por la posesión de Atenas. Los dioses prometieron que correspondería al que hiciese el don más útil a los hombres. Poseidón, dio un golpe al suelo con su tridente e hizo brotar una fuente, el mar, lo que les daba un medio de comerciar y agua, pero ésta era salada y mala para beber. Atenea golpeo también el suelo con su lanza de donde broto un árbol de olivo. Los ciudadanos y el rey Cécrope aceptaron el olivo y con él el patronazgo de Atenea, pues les proporcionaba madera, aceite, alimento y sombra; por lo cual la ciudad fue bautizada con su nombre.

Una variante de este relato es que los propios atenienses eligieron por votación a uno de los dos dioses para que diera nombre a su ciudad. Todas las mujeres votaron por Atenea y todos los hombres por Poseidón. Ganó Atenea por un solo voto y Poseidón en su ira inundó la región; así para calmar la cólera de Poseidón desde entonces las mujeres dejaron de tener derecho al voto y los hijos no podrían tener nombres derivados del nombre de la madre.

Atenea participo de muchas luchas entre los dioses, siendo protectora, compañera del mismo Zeus y de otros como Odisea, Jasón, Perseo, Heracles, Cerbeo, por lo que es nombrada como protectora de otras grandes ciudades como por ejemplo Esparta.