La Corporación Espacios de Mujer de Medellín se une a la conmemoración de este día para visibilizar una de las peores formas de violencia contra las mujeres, la Trata de personas, una práctica que implica graves vulneraciones de los derechos humanos: la libertad, la seguridad y el derecho a vivir sin ser objeto de violencias. 

Según el informe "La trata y la explotación en Colombia: no se quiere ver, no se puede hablar" del año 2013 se estima que 70.000 personas sean víctimas de la trata de personas cada año en Colombia y, según informes del Ministerio del Interior, sólo 73 fueron atendidas en el 2015. 

El impacto de la trata de personas en la vida de mujeres y niñas colombianas es particularmente diferenciado, pues, aunque también se hayan identificado casos de hombres, las víctimas son mayoritariamente mujeres, niñas y niños, de forma prevalente para explotación sexual y en menor número de casos para matrimonio forzado y servicio doméstico. 

Hacemos un llamado a las autoridades para que apliquen los instrumentos internacionales de Derechos Humanos de las mujeres y la Ley 1257 de 2008, con el fin de contribuir a la erradicación de los patrones de discriminación y violencia contra las mujeres, promoviendo el diseño y puesta en marcha de estrategias, programas, planes y proyectos dirigidos a informar, sensibilizar, socializar y empoderar a las mujeres. 

La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos: es inaceptable en tiempos de conflicto y en tiempos de paz. 

La Corporación Espacios de Mujer, a partir de este año, implementa el proyecto “Mujeres liderando la construcción de paz” dentro del programa “Paz y Seguridad para Mujeres en Colombia” del Departamento de Estado de EEUU, el cual le apuesta a garantizar una vida libre de violencias. 

REIVINDICAMOS EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIAS 

#ColombianasyPaz  #TransformadorasDePaz