COLOMBIA: ES HORA DE DEJAR DE TRATAR. 
 

ACTUEMOS POR LAS VÍCTIMAS DE TRATA

 

En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) adoptó un Plan de Acción Mundial para Combatir el Tráfico de Personas, urgiendo a los Gobiernos de todo el mundo a derrotar este flagelo. En 2013, la misma Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial. Los Estados miembros adoptaron la resolución A/RES/68/192 (http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/68/192) y designaron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata. En la resolución, se señala que el día es necesario para «concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos».

 

En este Día internacional, la Corporación Espacios de Mujer de Medellín quiere visibilizar la Trata de personas, una práctica que implica graves vulneraciones de los derechos humanos: la libertad, la seguridad y el derecho a vivir sin ser objeto de violencias.

El impacto de la trata de personas en la vida de mujeres y niñas colombianas es particularmente diferenciado, pues, aunque también se hayan identificado casos de hombres, las víctimas son mayoritariamente mujeres, niñas y niños, de forma prevalente para explotación sexual y en menor número de casos para matrimonio forzado y servicio doméstico.

 

 

Sintonizando las estrategias de prevención con las políticas públicas que enfrentan los aspectos estructurales que inciden en la Trata, como son la pobreza, informalidad, corrupción e impunidad y brindando una atención personalizada a cada una de las víctimas y sus familiares, se pueden proveer medidas de acompañamiento y protección efectivas que garanticen el restablecimiento de sus derechos e impacten en la lucha contra la Trata de personas en Colombia.

 

Betty Pedraza Lozano
Directora y vocera
Corporación Espacios de Mujer
Tel. + 57 4 239 83 51 / 314 886 57 06
Medellín - Colombia