GAATW y ‘Beyond Trafficking and Slavery’ celebraron el encuentro "Trata de personas, trabajo forzoso y esclavitud moderna: entendiendo las narrativas populares y planificando la acción estratégica" al que acudieron más de 30 participantes, incluyendo miembros de la red y otras entidades aliadas de África, Asia, Europa y las Américas.

El objetivo era reflexionar sobre las implicaciones de los derechos humanos en los marcos de la trata de personas, el trabajo forzoso y la esclavitud moderna e identificar oportunidades de incidencia a nivel local, regional e internacional; una voz unida es más potente a la hora de instar a los actores estatales y no estatales a reconocer el amplio espectro de violaciones de derechos que enfrentan las mujeres migrantes y objeto de trata.

Durante estos días se alentó a las personas participantes a adoptar una visión longitudinal y contemporánea de las iniciativas de lucha contra la trata a nivel mundial y a analizar tanto los desafíos enfrentados como los éxitos conseguidos. Discutimos las consecuencias de la permanente división feminista respecto al tema de prostitución versus trabajo sexual y buscamos profundizar en conceptos como la trata, la libertad, la esclavitud y la debatible importancia de los datos cuantificables. También discutimos conceptos más amplios desde una perspectiva feminista como los mercados de trabajo globales y los esfuerzos actuales para controlar la migración, ya sea por parte del Estado, organizaciones intergubernamentales o por la sociedad civil. Por último, destacamos la necesidad de resistencia de la sociedad civil frente a la agenda neoliberal globalizada o a la política de financiación.

A pesar de que estas cuestiones son la base de nuestro trabajo, los significados son variables y los contextos políticos cambiantes,  por ello resulta crítico revisar nuestra comprensión de las mismas. Fue una discusión emocionante y fructífera y se convino en dos grandes vías: la necesidad de una estrategia comunicativa y de incidencia que influya en la opinión pública, y la  necesidad de construir un movimiento intersectorial.